SICAP: el departamento informático ‘externalizado’ de tu empresa

SICAP: el departamento informático ‘externalizado’ de tu empresa

Ha estado muy de moda últimamente, con las famosas Kellys reivindicando, que la externalización del departamento de limpieza en la hostelería llevaba a la precarización del sector y concretamente de ellas que veían su seguridad laboral en la cuerda floja.

Pero extrapolando esta opción a otros sectores como el nuestro. ¿Tiene más ventajas que inconvenientes?

La externalización no es ni más ni menos que poner tu departamento “x” completamente en manos ajenas (que no significa que no sean de confianza).

Esta externalización supone que el servicio se sigue prestando bajo el mismo paraguas de empresa, pero con la injerencia de un tercero que asume completamente los costes de ese servicio sin tener que disminuir la calidad del servicio prestado. Para ello debe existir un contrato de colaboración completamente de tallado y marcando los niveles de servicio requeridos, así como penalizaciones en caso de incumplimientos.

En el sector informático, que es el que nos ocupa, vemos la carrera actual por digitalizar la empresa y por intentar, con la ayuda de esta digitalización, reducir costes y generar más ingresos mediante mayor eficiencia laboral y adaptándose al cliente que debe ser su “Core Business”.

Para muchas empresas supone un esfuerzo grande, ya no solo esta digitalización no solo por el componente de coste de nuevas inversiones de actualización de equipos, software e incluso la formación del actual personal, aun teniendo el departamento para ello ya que la tecnología avanza de una manera que el personal es difícil que esté al día en conocimientos y novedades.

La externalización puede suponer la liberación de unos costes fijos que en realizad no están ayudando al crecimiento de la empresa y suponen a medio/largo plazo de un lastre del que es difícil asumir. La subrogación del personal que ya esté en la empresa puede generar la eliminación de unos costes laborales que no son imprescindibles ni necesarios y por el contrario ese personal puede llegar a encajar en una empresa donde pueda desarrollar su capacidad en otras áreas para donde si esté más capacitado.

La supresión de viejos equipos informáticos y renovación del parque tecnológico,así como la recuperación de un espacio dentro de la empresa que estaba destinado al almacenamiento de material en desuso y creación de nuevos departamentos es otras de las ventajas de esta forma de trabajo que cada día mas cobra fuerza.

No son departamentos inherentes al negocio en su gran mayoría, aunque sÍ necesario de sus servicios para funcionar de manera a como se exige hoy en día.

Como final de este post pongo como ejemplo una empresa de venta al por menor, aunque con un gran volumen de facturación que tenía, por circunstancias de plan de negocio una persona trabajando cuyas tareas principales eran las de mantenimiento de los 4 equipos informáticos y software. Tareas que le ocupaban un 20% de su jornada y completaba llevando las redes sociales de la empresa.

Finalmente optaron por la externalización del departamento. Este chico paso a formar parte de la plantilla de la empresa externalizadora gestionando no solamente a sus compañeros sino 5 empresas más de manera remota (y presencial si se requería). Aumentó su productividad y autoestima por tener una mayor responsabilidad y nuestro cliente, además de pagar solamente un 10% del coste que tenía anteriormente, renueva sus equipos cada dos años, tienen un soporte inmediato si necesita, software actualizado y ha destinado el anterior puesto a almacén para pedidos online aumentando un 30% las ventas.

Sin duda son todo ventajas.

2018-05-16T10:45:45+00:00

SICAP

CONSULTORIA Y SISTEMAS IT

TWEETS

CONTACTO

  • C/ Aguacate 56 3ºB, Madrid
  • (+34) 91 565 32 76
  • info@sicap.biz